Si algo ha demostrado la pandemia, es que es posible trabajar con total normalidad en remoto y que la comunicación entre trabajadores no es una cuestión de distancia. Se pueden unificar todas las comunicaciones en la nube gracias a proveedores de VOIP y a la inversión en herramientas de colaboración y conferencia. Es una realidad reconocida que ahora las empresas precisan mantener y combinar puestos de trabajo en la oficina y en remoto de forma habitual, con la flexibilidad que esto conlleva.

Las razones para unificar las comunicaciones en la nube incluyen desde consolidar el gasto en IT, mejorar la productividad y reducir los gastos de viaje de trabajadores, y ahora también aspectos como la flexibilidad de los puestos de trabajo. Este último es un aspecto clave que garantiza que los empleados puedan estar conectados con clientes y proveedores en cualquier lugar y en cualquier momento.

Las comunicaciones en la nube forman parte de una estrategia de empresa que garantiza el trabajo en remoto y la productividad corporativa. Mantener las relaciones de los trabajadores y su conectividad en un entorno de trabajo principalmente virtual es un desafío para las empresas y contar con un proveedor VOIP que guíe en el camino es muy importante.

 

VOIP para la conexión de las empresas

Estar bien conectado entre empleados implica un mayor bienestar en el lugar de trabajo. La productividad está intrínsecamente relacionada con este bienestar y es necesario crear entornos virtuales que fomenten y mantengan la conexión. La centralita virtual de RING es un sistema telefónico avanzado que permite tener tantas extensiones fijas y móviles como necesites.

Tras un estudio de las necesidades de la empresa, se plantea un proyecto a medida para el cliente. Trasladando los servicios de telefonía a la nube, se logra ahorro, alta disponibilidad y posibilidad de conexión remota desde cualquier lugar. La centralita VOIP cuenta con los mejores softwares actuales en materia de gestión de llamadas, con amplio abanico de funciones y servicios adicionales.

 

Errores a evitar con una solución de comunicaciones unificadas

Cuando se unifican las comunicaciones en la nube, hay que evitar una serie de acciones que pueden comprometer el éxito a largo plazo de las empresas:

  • Silos en la nube: Los silos de datos son stocks de información administrados por un sector específico y se mantienen aislados de los demás sistemas de la empresa. Esto ocurre cuando se trabaja de forma individual y no colectiva, realizando la migración a la nube con soluciones puntuales. Para mejorar la experiencia del empleado, simplificar la administración de soluciones y la facturación, lo óptimo es realizar una única inversión en un sistema que centralice estos silos.
  • Proyectos de emergencia: Se deben evitar inversiones o proyectos no planeados, ni analizados, porque esto puede provocar los comentados silos o pérdida de capital. Los proyectos de emergencia impiden una visión completa de las necesidades de la empresa en su camino hacia la transformación digital y las comunicaciones unificadas en la nube.
  • Soluciones para todos los dispositivos de comunicación: Las soluciones Cloud no deben estar enfocadas únicamente a los escritorios, sino también al resto de dispositivos con los que los empleados se comunican entre ellos y de forma externa. Utilizar el móvil de empresa es cada vez más frecuente y gracias a empresas VOIP es posible colaborar en cualquier momento y a través de cualquier herramienta y red.
  • Empresas VOIP sin soporte técnico: Existen distintas plataformas que ofrecen pruebas gratuitas para probar el software. Estas implementaciones provisionales pueden conllevar una falta de soporte técnico profesional o provocar vulnerabilidades de disponibilidad a corto plazo.
  • Eliminación de las tecnologías obsoletas: En la medida de lo posible, hay que evitar aprovechar arquitecturas obsoletas que estén en la empresa y migrar la totalidad de la infraestructura a la nube, facilitando la innovación al ritmo requerido por la competitividad de los servicios.
  • Evitar las tendencias o modas temporales: Cuando se invierte en informática en la nube, más concretamente en centralita virtual, se debe huir de las tendencias pasajeras y valorar lo que realmente es importante. Esto es, la calidad del servicio y el soporte técnico, la fiabilidad del proveedor, su seguridad, la escalabilidad de los servicios y la facilidad de uso de la plataforma.